Como os comenté en el post anterior hemos ido a la primera consulta de nutrición para que valorara la dieta del niño e hiciera los cambios que viera oportunos, yo no soy una especialista por lo que he intentado buscar a la mejor.

Al final hemos ido a la consulta de la nutricionista Cristina Santiago, Cristina es periodista y nutricionista especializada en dietas veganas para embarazadas y niños y es un encanto, me ha resuelto un montón de dudas, me ha dado ideas de recetas y lo mejor es que me ha elaborado un menú semanal.

El menú semanal es una comodidad cuando tienes un hijo, ya que te permite marcarte una rutina, tener siempre ideas a mano y asegurarte de que no falten proteínas, calcio, hierro, etc. a lo largo de la semana.

Estas dietas son totalmente personalizadas, por lo que no valen para cualquier niño, os pongo un ejemplo de un día cualquiera, pero está hecho para mi hijo. Con el se ha centrado sobre todo en el hierro, que lo tenía un poquito bajo  y en el sistema inmune, que también lo tenía un poco débil, de ahí que sufriera tantos catarros últimamente.

 

 

 

 

Esta primera cita fue el pasado 30 de diciembre de 2015 y desde que empezamos a dar estos pequeños cambios en la dieta, que nos ha aconsejado, la salud del niño a ido mejorando poco a poco, está más contento, ya no tiene mocos y se le ha quitado una tos del pecho muy profunda! Espero que su sistema inmune se fortalezca cada vez más y deje de coger tantos virus, parece que lo estamos consiguiendo 😉

Otro gran cambio que hemos hecho es cambiarle de pediatra.  La anterior no estaba nada de acuerdo con nuestro estilo de alimentación y lo peor es que cada vez que el niño tenía otitis, mocos o tos le mandaba antibiótico. Estoy de acuerdo con el uso de antibióticos cuando ya no queda otra y es necesario, pero no veo lógico un uso abusivo, y menos existiendo otros recursos, ya que el uso de estos medicamentos mata la flora intestinal, deja bajo de defensas al niño y a la larga puede degenerar en múltiples problemas de salud como me pasó a mi… por lo que tras investigar mucho dimos con una pediatra homeópata!, esto combinado con la fitoterapia y la nutrición indicada nos parece lo más adecuado para que el niño goce de una buena salud y no lo atiborren a medicamentos desde tan pequeñito.

Ya os contaré más adelante mi experiencia con la homeópata y que es eso de la fitoterapia 😉

Un abrazo!

 

 


No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE