Estas croquetas son mis preferidas, me encanta como queda la textura de dentro, súper suaves como si llevara bechamel…  riquísimas, de verdad!

La calabaza nos aporta hidratos de carbono, fibra, vitamina A, E, C, magnesio, calcio, fósforo y hierro.

Aquí os dejo la receta.

INGREDIENTES:

1/4  de una calabaza grande pelada

1/4 de cebolla

1 calabacín pelado

Sal de mar o del Himalaya

Avena en copos.

En un bol rallo la calabaza, la cebolla y el calabacín, añado sal y amaso, cuando esté todo mezclado empiezo a añadir los copos de avena, añade hasta que quede una masa con la que puedas trabajar, yo creo que con una taza es suficiente, pero añade poco a poco porque depende de la cantidad de calabaza y calabacín que hayas utilizado.

Cuando puedas hacer bolitas estará lista. Haz bolas del tamaño de albóndigas o croquetas y colócalas en la bandeja del horno, previamente empapelado con papel de horno y riégalas con un poco de aceite de oliva por encima.

Mételas en el horno a 180º hasta que estén doraditas.

Acompáñalas con legumbres, ensaladas, patatas panaderas… lo que se te ocurra!. 😉

 


No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE