Cuando eliges alimentar a tu hijo de una manera natural, se te complican un poquito las cosas.

En el mundo que nos rodea lo normal es comer alimentos envasados, precocinados, con químicos y sobre todo con muchísimo azúcar… esta es la realidad, lo que nos rodea y se que es difícil apartarnos de esta industria pero yo por lo menos lo he conseguido e intentaré que mi hijo lleve, hasta que me deje encaminarlo, la misma alimentación natural que llevamos en casa, luego el ya decidirá.

Mucha gente me dice que para que tanta molestia si al final nos vamos a morir igual, pero la cuestión no es retrasar la muerte, si no vivir la vida que tengamos que vivir sanos y a gusto con nuestro cuerpo, disfrutando, sin dolores crónicos ni dependiendo de pastillas… esa es mi visión.

De momento nuestras prioridades a la hora de buscar guardería han sido:

  • que hagan comida casera
  • que sea bilingüe
  • que motiven al niño mediante juegos, para que sea un lugar donde aprenda, no simplemente que le cuiden mientras trabajamos.
  • que sea un sitio limpio
  • y ordenado y con rutina, para darle una estabilidad al niño.

Pues bueno, esto no ha sido tarea fácil! visitamos unas 8 guarderías antes de encontrar la perfecta. Las otras las desechamos porque la comida era servida por catering, o porque daban escaso inglés, o porque era muy cara etc.

Al final ya estábamos decepcionados y valorando el contratar a una niñera, porque comparando pensamos que era lo mejor, ya que por lo menos la comida la dejaría yo preparada en casa a mi gusto y podríamos buscar una chica que hablara inglés, por eso no habría problema, pero no nos terminábamos de quedar a gusto porque queríamos que el niño interactuara con otros niños, que jugara y experimentara todo ese mundo tan bonito.

Y al final hubo suerte! quedamos en ir a ver una última guardería, íbamos desanimados así que nos sentamos a esperar ver el precio, la forma de dar de comer e irnos… pero ocurrió que mientras la directora nos estaba enseñando los precios el niño empezó a llorar y ella muy amable sacó una bolsita de gusanitos para que se distrajera, le dejamos que la manoseara sin abrirla y nos preguntó que porque no se lo abríamos, entonces le expliqué nuestra forma de alimentarlo, yo tenía claro que no lo iba a entender pero de repente dijo, hacéis estupendamente, estoy de acuerdo con vosotros en todo, de echo su hija, profesora de la escuela, es vegetariana, así que para que queríamos más, nos empezamos a enrollar a hablar  y formalizamos todo allí mismo.

La mujer es un encanto, me ha permitido tachar del menú lo que no quiero que le de al niño y se amolda totalmente a cada niño de la escuela, (vegetarianos, veganos, alérgicos, intolerantes, etc) Además tienen cocina propia y ella misma es la que se ocupa de preparar la comida cada día, siempre con alimentos frescos.

Además, es bilingüe, algo que nos terminó de conquistar… 🙂

Al final siempre hay algún camino que se amolda a tu estilo de vida, os animo a que si os alimentáis de esta manera y no encontráis guardería apropiada que habléis con varios centros y expongáis vuestra manera de pensar, en algún sitio seguro que encontrareis la solución ideal 😉


No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE