Falta poco para la primavera y ya tenemos ganas de disfrutar del campo, tomar el sol y ¡comer helado!

He empezado con esta receta súper sencilla, es el primer helado de Alberto y le ha encantado, así que yo feliz, porque es una “chuche” fresca, dulce y sana, libre  de lácteos y azúcares refinados.

Está lejos de ser un alimento carente de nutrientes ya que son fresas eco congeladas y trituradas, ¡nada más!

Un día antes de hacer la receta meto al congelador una bolsita de fresas ecológicas, al día siguiente las saco para que se vayan descongelando 1 hora antes de triturarlas.

Cuando veas que están medio descongeladas, un poco blandas por fuera pero aún congeladas por dentro, es hora de triturarlas, sin añadir agua ni leche, simplemente las fresas. Verás como poco a poco se va creando un helado cremoso que desprende un olor delicioso.

Yo no le he añadido ningún endulzante pero si te apetece porque están muy ácidas le puedes poner azúcar de coco, agave o yacón.

Puedes hacer helado de cualquier fruta congelada, ¡es un manjar! y muy educativo y divertido para hacerlo con tu hijo ya que de esta manera se da cuenta de donde sale lo que come y si está empezando a hablar es muy bueno para que vaya aprendiendo los nombres de las frutas.


No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE