La lactancia materna es maravillosa, es un alimento perfecto para nuestro bebé, ya que se adecua a sus necesidades, le ofrece defensas y hace que creemos un vinculo especial.

La influencia del parto sobre la lactancia es algo de lo que no se habla mucho, pero como asesora de lactancia, es una de las cosas que he estudiado y mas importantes me parecen. Por supuesto, cada parto es un mundo y esto no es una regla exacta, pero es a tener en cuenta.

Cuando estamos embarazadas son muchas las dudas que nos surgen.

Es importante saber que el tipo de parto y las distintas intervenciones puede influir a la hora de establecer la lactancia materna correctamente. Cuanto más intervenido está un parto, mayor probabilidad hay de que aparezcan problemas al inicio de la lactancia materna, aunque a veces no hay opción y tampoco debemos obsesionarnos, esto no quiere decir que la lactancia vaya a ser un fracaso irremediable.

La epidural puede llegar a retrasar la subida de la leche o que el bebé esté más adormilado al nacer, lo que hace que no haya un enganche inmediato ni correcto. Esto es algo que está bien saberlo, pero por supuesto, todo el mundo no está dispuesto a parir sin epidural y es igual de respetable y la lactancia puede ir bien igualmente. Solo es es una información que está muy bien tenerla en cuenta.

CONTACTO PRECOZ Y PRIMERA TOMA.

Una vez ha nacido tu bebé es muy recomendable que hagas piel con piel, este primerísimo contacto hace que el bebé se calme, regula la respiración y frecuencia cardiaca, regula su temperatura, le protege frente a infecciones, hace que haya liberación de oxitocina y prolactina y favorece una alimentación temprana y constante.

Cuando nazca vuestro hijo tenéis que tener claro que tenéis derecho a que no os separen de él en ningún momento, las pruebas, el baño y las vacunas se pueden retrasar, las vacunas pueden ponerse mientras toma el pecho, así le dolerá menos y no hay separación, ya que la separación temprana puede dificultar la lactancia.

Un detalle maravilloso, durante el primer contacto, es que cuando el bebé hace piel con piel con su mamá deja en su piel el líquido amniótico que tiene pegado, aún es sus manos y cuerpo, y lo deja como rastro para saber volver al pecho mediante el olfato. Maravillas de la naturaleza.



No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE