Está más que demostrado que las mujeres veganas pueden llevar a cabo embarazos de lo más saludables y que los bebés y niños pueden seguir una dieta vegana con total confianza..

Durante el embarazo se recomienda un incremento de vitaminas y minerales pero sin embargo el incremento calórico es relativamente pequeño.

Es muy importante ser consciente de lo que se come, por lo que reemplazar los dulces y comidas de muy alto contenido graso por fruta fresca, verduras, legumbres y cereales integrales (pan integral, arroz, etc) será una muy buena decisión, ya que también repercutirá en la salud de tu futuro bebé.  quieres-ver-la-ecografia-de-jpg_626x0

Durante el primer trimestre no es necesario incrementar la ingesta calórica. Pero durante el segundo y tercer trimestre, se aconsejan unas 300 calorías extra, asegúrate de obtenerlas de fuentes que te aporten vitaminas y nutrientes para no ganar un peso excesivo e innecesario y mantener la salud.

La ingesta de alimentos debería de repartirse en pequeñas comidas a lo largo de todo el día. Es muy importante asegurarse de abastecer al feto con un suministro de nutrientes constante y de calidad.

Las proteínas son un tema que suele preocupar mucho, pero sin embargo no debería. Durante el embarazo, es cierto, que existe un incremento en las necesidades de proteínas, ya que entre otras cosas se produce una expansión de la masa eritrocitaria, crecimiento del útero y desarrollo de la placenta y del feto, especialmente a partir del segundo trimestre.

Este aporte se cubre sin problemas con una dieta vegetal equilibrada. donde no falten;

1. Cereales. Cebada, arroz, trigo sarraceno, avena, mijo, maíz, bulgur, cuscus, etc. siempre integrales.
2. Legumbres. Alubias, guisantes, garbanzos, lentejas.
3. Frutos secos y semillas. Toda clase de frutos secos, mantequillas de frutos secos, sin salar, semillas de calabaza, de girasol y de sésamo (tahín).
4. Verduras. Tanto frescas como cocidas. Las verduras de color amarilleado y verde intenso tales como las zanahorias, los pimientos verdes, el brécol, las espinacas, la endibia, la col kale y la col rizada son de gran valor nutricional. Otras verduras como los germinados, patatas, tomates, lechuga, col, maíz, apio, cebollas, pepinos, remolacha y coliflor.
5. Frutas. Frescas y secas. Plátanos, naranjas, mandarinas, pomelos, manzanas, mangos, cerezas, uvas, peras, kiwis, limones, ciruelas, sandía, melón, melocotones, etc. 166132487

Llevando una alimentación vegetal bien planificada y saludable estarás aportando a tu cuerpo y a tu bebé un regalo importantísimo, salud!, ya que está exenta de carnes y refinados que son los que provocan un alto nivel de colesterol y grasas saturadas, pudiendo derivar en enfermedades cardiovasculares.

Cuídate y cuídale 😉

¡Un abrazo!

 


No hay comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Nombre Nombre
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE